¿ El fin de la hegemonía estadounidense ?

¿ El fin de la hegemonía estadounidense ?



INTRODUCCIÓN (Baptiste Petitjean)

La administración Bush dejó los Estados Unidos en una posición espantosamente grave en lo que concierne la política exterior ; en efecto la opinión de los otros países y sobretodo de los individuos en el mundo es un tema que preocupa los Estados Unidos y su nuevo presidente Barack Obama. Verdaderamente, la participación norteamericana en Iraq y en Afganistán han costado y están costando mucho dinero e influyen sobre la degradación de la opinión pública. Esta situación internacional no es sostenible porque existen numerosos riesgos para los Estados Unidos : pueden perder su posición dominante en el contexto de globalización. Barack Obama tendrá que encarar desafíos inmensos para mejorar esta posición y la imagen de América en el extranjero. ¿Cómo tratará esos asuntos? ¿ En qué va a tratar encontrar soluciones a estas preguntas? Barack Obama no debe subestimar la enormidad de la tarea que queda adelante. Algunas de las elecciones que tendrá que hacer serán difíciles, aunque la prioridad parece ser la solución de la crisis financiera y el deshielo de la situación en el Oriente Próximo (la situación política en Iraq, el conflicto potencial con Irán acerca del tema nuclear, el problema de Israel y sus vecinos árabes). Tendrá también que resolver los problemas de discrepancias y vacíos crecientes entre los miembros de la sociedad americana para engendrar un sentimiento de solidaridad, y descubrir de nuevo el espíritu del concepto de Nación. Hasta qué punto el mensaje de Obama – que es un mensaje de esperanza – es realista?



La victoria de Barack Obama es uno de los temas de actualidad que constituye la mayoría de los sujetos discutidos no sólo en lo que concierne la política interior pero también en lo que se refiere a la política extranjera. En efecto, la gente espera las primeras decisiones de Obama para determinar cómo dirigirá asuntos comunes. Por ejemplo, nosotros podemos preguntarnos a propósito de lo que va a suceder con respecto a la retirada progresiva de las tropas americanas de Iraq o Afganistán. Nosotros también podemos preguntarnos si se esforzará por abrir la diplomacia norteamericana a ciertos países que experimentan un crecimiento impresionante como Brasil e India o si, al contrario, se concentrará más en un tipo aislacionismo para resolver problemas norteamericanos, entonces asuntos que preocupan el mundo serian como una segunda prioridad. Además, mientras George Bush deja la oficina con el cifra más alto de impopularidad que un presidente jamás ha experimentado, podemos observar que existe una erosión y un empeoramiento profundos de la imagen de su país en el mundo. Verdaderamente, actualmente consideramos los Estados Unidos como un país arrogante, más o menos intolerante. Obama puede cambiar esta imagen (y de hecho ya lo ha cambiado porque fue elegido y porque representa una curva importante), y esto constituye un elemento mayor porque puede modificar las relaciones internacionales.


Estas observaciones introductorias levantan varias preguntas. ¿Qué son los elementos y las características que condujeron a este nivel de crisis o qué son los aspectos de la erosión del hyperpower norteamericano? ¿Por qué los Estados Unidos ya no es un país innegable e indisputable en lo que concierne su posición hegemónica? ¿En segundo lugar, podemos preguntarnos sobre la gravedad de la crisis? ¿Es una crisis a corto plazo o es una crisis que persistirá y engendrará consecuencias irreparables? ¿En tercer lugar, qué serán las repercusiones de este cambio de orden internacional para el mundo? Por último, podemos pensar en un nuevo enfoque internacional potencial que podría incluir el multilateralismo que está esperado por muchos países, especialmente por la Unión Europea. Después del fin de la Guerra Fría, Fukuyama proclamó el 'fin de la historia' o nuestro "momento unipolar". Casi dos décadas más tarde, nosotros hemos descubierto que el mundo es mucho más complejo. Los desafíos al poder norteamericano han surgido en cantidades improbables – a veces estos desafíos proceden de ciertos aliados muy cercanos de América – y la globalización ha constituido un catalizador de estos desafíos.
dollar.gif
dollar.gif

I : Las razones del fin de la hegemonía americana (Neil Bernard)



Nos parece hoy evidente que los Estados Unidos no son más los solos líderes políticos y económicos mundiales. Un columnista de Newsweek, Fareed Zakaria, habla de un "mundo posterior al dominio americano" para referirse al que nos aguarda en los próximos años.


El primer cambio evidente es la aparición de un mundo multipolar. No se trata de un declive de los Estados Unidos que sigue siendo la mayor potencia mundial.
Pero el resto del mundo se está poniendo a su mismo nivel. Rusia, China, India y los países del Golfo, conocen economías en expansión, mientras que la de Estados Unidos ha caído en un periodo de recesión.



Después de 60 años de una estrategia de expansión ganadora, los Estados Unidos conocen hoy una profunda devuelta en causa.
Juzgados como los principales responsables de la crisis económica actual, los Estados Unidos conocieron también en los últimos años una devuelta en causa de su política internacional.
El fracaso militar y diplomático de la guerra en Iraq marca la decadencia de la imagen americana en el mundo. Los Estados Unidos no son más los representantes de la democracia, sino los del imperialismo que oprime.



En el futuro, las posibilidades de los Estados Unidos serán mucho más limitadas.
Esta limitación podría venir por ciertos cambios en el equilibrio del poder militar, pero sobre todo se deberá a factores que tienen más que ver con la ascensión de otras potencias culturales y políticas, que dejan oír su voz.
Hoy, por ejemplo, los chinos y los indios exportan películas; actores de cine coreanas que son famosas en toda Asia, y los japoneses son grandes productores de cine de animación. En resumen, Hollywood ya no es la única fuente de creatividad cultural de la planeta.
Al nivel financiero, los analistas predicen el fin de la dominación americana, en provecho de una dominación "multipolar". La importancia económica de China, el desarrollo económico de la India y la subida rápidamente de Brasil y de sus carburantes "bio" son tantos factores que arrastran el fin de una hyperpotencia americana.
La vuelta de los Estados Unidos en el multilatéralismo implica el fin de la " doctrina Bush " según el cual la superpotencia no necesita a nadie para ejercer su política extraña o privada.




Los Estados Unidos deben cambiar sus manera de entender al resto del mundo, si quieren perder este imagen de un país arrogante y quedar una potencia reconocida y aceptada universalmente. Porque a pesar de signos de decadencia, los Estados Unidos permanecen la gran potencia del siglo 21, y quieren guardar su plaza.
II. La superioridad americana (Denis Latil d'Albertas)



¿ Es necesidad de hacerse pesado allí, tanto su percepción es tan aplastante como su realidad? Comprobarlo no contiene ningún juicio de valor, en provecho de los Estados Unidos, ni en detrimento de otros Estados, tanto es claro que ninguno de ellos, individualmente o colectivamente, lo discuta por ahora.
Es mucho más el uso que lo es hecho - o no hecho - que suscita inquietudes o contestaciones más bien que el hecho mismo. Es bien una superioridad estatal, aunque no se limita al aparato de Estado propiamente dicho, por oposición a la sociedad civil, sino concierne al Estado contemplado sobre el plano internacional, como sobre, expresión y síntesis del conjunto. El término(plazo) de superioridad lo implica En cambio una comparación, ya que por definición tiene un sentido relativo y resulta de la confrontación entre entidades de la misma orden. A este respecto, si se quiere combinar su situación actual y su dinámica, es la comparación con Europa que es más instructiva.
Nos muestra la universalidad de la dominación americana. Vamos a mostrar en esta parte(partida) la dominación americana en los sectores económicos, militares, culturales y diplomáticos que nos muestra la dimensión siempre actual de la hegemonía americana.



Un papel superior en la economía mundial.
En 2008, el PIB de los Estados Unidos representaba el 25 % del PIB mundial, es decir 14000 mil millones de dólares. El PIB por habitante ascendía en 2007 44000 dólares al año para 33700 dólares por habitante en España. País vasto, proveído numerosos recursos naturales, los Estados Unidos tienen un PIB por habitante entre los más elevados en el mundo. Su gran potencia(fuerza) económica, explicada por Una productividad, un índice de empleo importantes y una duración del trabajo, y más de 150 millones de trabajadores, les permite estar en posición de fuerza en las negociaciones comerciales. En esta economía de mercado, los sectores más dinámicos son la electrónica, La industria aeroespacial, las biotecnologías y las industrias del armamento. El dólar sirve de moneda de referencia a escala internacional.



Las empresas más grandes en el mundo


Este gráfico nos muestra el peso de los Estados Unidos en el dominio económico: las empresas americanas son entre los más importantes del mundo.


A través del dominio(campo) cultural, los Estados Unidos difunden su modelo sobre el planeta
Al otro lado del Atlántico, el cine estuvo considerado como un producto de interés estratégico en lo que transportaba en vehículo a través del mundo la imagen de American Way of Life y preparaba así la exportación de las mercancías americanas. Así, gozaba del apoyo activo del gobierno y de su aparato diplomático.
La dimensión internacional forma parte integrante desde hace tiempo de la industria cinematográfica. La industria cinematográfica es uno de los sectores raros a los Estados Unidos que tienen un equilibrio comercial positivo, es decir que hay que exportar más de Producidos que lo importa, y esto en todos los países dónde está presente. En 2001, Hollywood guardaba el 80 % de las cuotas de mercado de la película al nivel internacional, y el 70 % para los programas televisados. En otros dominios(campos) culturales, los Estados Unidos son también unos líderes mundiales como en la literatura, donde se publica cada año 3 mil millones de libros. En él
campo musical, vemos bien una dominación aplastante de los artistas americanos, los numerosos estilos musicales nacieron en los Estados Unidos en el siglo XX y este país constituye un depósito de ideas y de tecnologías de nivel muy alto.



La potencia militar, una de las características de la hegemonía americana


Los Estados Unidos dispuesto del 1r presupuesto militar del mundo(gente), el 4,5 % del PNB (= todo el presupuesto de Francia!) y de la industria más poderosa de armamento del planeta. Son también el 1r proveedor de armas del mundo(gente).
El potencial más grande y militar en el mundo(gente) en término(plazo) nuclear y disponen de todos los tipos de armas. 12 puertas-aviones entre las que están 8 nuclear gigante, 75 submarinos nucleares, aviones furtivos. La presencia militar en 25 países y sobre todos los océanos (ejemplo: la 6a flota en el Mediterráneo) les da fuerza de tecleo(golpe) inigualado. Los Estados Unidos disponen también de la mejor experiencia(experimento) en el dominio(campo) espacial (grandes expediciones desde 1969), y de una eficacia de la lanzadera espacial.



CONCLUSIÓN (Baptiste Petitjean)




¿ Comó la hegemonía norteamericana terminó después sólo quince años? ¿Y su caída ha sido precipitada por las decisiones de la administración de Bush y los resultados catastróficos en lo que concierne las relaciones internacionales? ¿Qué es la evidencia que la hegemonía norteamericana está terminado? Irán y Corea del Norte se burlan abiertamente del mundo Occidental y de los Estados Unidos en particular porque no tienen temor que el poder norteamericano será utilizado contra ellos. Además, los Estados Unidos tienen una influencia pequeña sobre sus aliados históricos. Rusia y China constituyen alternativas si consideramos la llegada de un líder económico o político que se opone a los Estados Unidos.


Los estados que experimentan un crecimiento impresionante utilizan esa riqueza y el poder de contradecir a los Estados Unidos. Ahora la retórica belicosa se apaga porque el poder militar puede ser cuestionado, en particular por las tropas y lar armas chinas. Estados unidos debe renovarse en profundidad. Ya no ocupa en solitario el primer plano de la escena global. Otros actores económicos, políticos y culturales actúan con creciente éxito. Vivimos en un “mundo posterior al dominio americano”, dijo un columnista de Newsweek, se trata ahora de un mundo multipolar. El mundo requiere nuevos instrumentos para que un líder se establezca : dejar el poder duro (acciones militares...), privilegiar un cierto tipo de trabajo social. Los Estados Unidos tiene que cambiar su manera de entender al resto del mundo siempre de su propria perspectiva.